Saltar la navegación

Perfiles

Noticias

 http://share.insidewashington.net/servicios/marketing/corporativo/Biblioteca%20de%20Imgenes/Primer%20seminario%20Cátedra%20Garrigues-007.JPG
  • La Cátedra Garrigues inauguró su seminario con una conferencia sobre la junta general en las sociedades cotizadas

El centro de más reciente creación de Comillas, la Cátedra Garrigues de Modernización del Derecho de Sociedades, inició la actividad de su seminario permanente con una conferencia de Juan Sánchez-Calero Guilarte, catedrático de Derecho Mercantil de la Universidad Complutense, sobre el sentido de mantener la junta general de accionistas en las sociedades cotizadas. A su juicio, esta instancia no está funcionando porque no cumple con su tarea de vigilancia de los administradores; no obstante, a partir de ahora, el control de las retribuciones por parte de la junta, impuesto por la Ley del Mercado de Valores, será una herramienta de revitalización para la institución y de control de la administración.

Sánchez-Calero partió de la actual legislación en materia de sociedades cotizadas: la reforma parcial de la Ley de Sociedades de Capital, publicada en agosto de 2011. La norma está en constante cambio, sobre todo por el impulso del derecho europeo, lo que supone un factor de incertidumbre, aseguró. Con todo, aunque la realidad se transforme, se mantienen las dificultades clásicas.

Entre las trabas que enumeró Sánchez-Calero está la distancia que existe entre el planteamiento legislativo y la realidad de la junta, ya que quien domina la vida societaria son los administradores y no los accionistas. Se ha intentado resolver el problema de la primacía de la administración sobre el accionariado, pero "tal vez se espere de la ley algo que no puede hacer". La inquietud por este hecho es compartida por muchas instancias, tanto que la Comisión Europea ha abierto un proceso de consulta que cuestiona hacia dónde va el derecho de sociedades. "En la junta general hay una apariencia, una ficción o liturgia que trata de hacer ver que quienes deciden son otros distintos de los que en realidad lo hacen", explicó. Si se coincide en que las juntas no sirven para nada, eliminémoslas, creemos otras instancias o demos cabida a otras personas, planteó.

Otros problemas que esboza la ley actual son la igualdad de trato y sus excepciones, la participación de la representación mayoritaria de accionistas o la participación a distancia. La ley intenta agitar a los accionistas, darles derechos y reforzar los que ya tienen, pero éstos mantienen su apatía, resumió el ponente.

En la representación se ha introducido un cambio radical, respecto a la norma anterior y a la práctica real. La disposición reformada, señaló Sánchez Calero, incorpora en su catálogo de medidas el derecho al voto divergente y regula la representación en función de la figura del representante. Lo más efectivo, dijo, es que limita a los administradores la posibilidad del uso del derecho de voto por representación en determinados aspectos, una cuestión que animó el debate entre los asistentes en el coloquio posterior a la ponencia.
 
Para terminar, se refirió a la Ley del Mercado de Valores que obliga a la junta general a votar el informe anual de retribuciones de la sociedad. Para el ponente, este instrumento revitalizará la función de la junta, sobre todo en los tiempos que corren. "Las nuevas modificaciones intentarán corregir los problemas pero, sobre todo, será el control de las retribuciones lo que revitalice las juntas y permita el control de los administradores", concluyó. 
 
Una treintena de personas asistió a la primera sesión del Seminario Permanente de la Cátedra Garrigues de Modernización de Derecho de Sociedades, que continuará a lo largo del curso, el tercer miércoles de cada mes. Para las próximas citas se espera a Pedro Yanes, catedrático de La Laguna, que hablará sobre los pactos "parasociales", en marzo, y a Antonio Perdices, catedrático de la Autónoma de Madrid, que disertará sobre las primas de descuento en la compraventa de paquetes accionariales minoritarios, en abril. En mayo será el turno de José María Muñoz Paredes, catedrático de la Universidad de Oviedo y, en junio, cerrará el curso el co-Director de la cátedra, Fernando Vives.

02/03/2012

© Universidad Pontificia Comillas
C/ Alberto Aguilera 23 - 28015 Madrid - Tlf. (34) 91 542 28 00