Saltar la navegación

Perfiles

Noticias

 http://share.insidewashington.net/servicios/marketing/corporativo/Biblioteca%20de%20Imgenes/Apertura%20Curso%202012-13-6829.jpg
  • Comillas inauguró oficialmente el curso académico 2012-13 con casi un mes de adelanto

 
Con un adelanto considerable de casi un mes respecto de años anteriores, la Universidad Pontificia Comillas inauguró el curso académico 2012-13 el 5 de septiembre, dos días después del comienzo de las clases, "con una precocidad a la que aun no estamos acostumbrados", como subrayó el Rector, Julio L. Martínez, SJ, en su discurso inaugural, que es el primero que pronuncia en una apertura de curso desde que llegó al cargo.

El Rector apuntó las ventajas de esta anticipación: dejar prácticamente completo el primer cuatrimestre con la mayor parte de los exámenes hechos antes de las vacaciones de Navidad y facilitar los preciados intercambios de estudiantes extranjeros. "En el centro de esta decisión hemos puesto primero, y antes que cualquier otra consideración, el beneficio para el aprendizaje y la formación de nuestros estudiantes", señaló el profesor Martínez.

Antes del acto académico, el Nuncio Apostólico de Su Santidad en España, monseñor Renzo Fratini, presidió la Santa Misa del Espíritu Santo en la Iglesia de la Inmaculada y San Pedro Claver, de la universidad.

En sus palabras, el Rector indicó que Comillas, como el resto de los centros universitarios de los jesuitas en España, ha pasado a depender del Provincial de España, el padre Francisco José Ruiz, SJ, antiguo alumno de nuestra universidad y, ahora, su nuevo Vice-Gran Canciller. Hasta ahora, Comillas pertenecía a la Provincia de Castilla de la Compañía. El padre Ruiz intervino brevemente durante el acto, y leyó algunos párrafos de la carta del Superior General, Adolfo Nicolás, SJ, en la que le anunciaba su aprobación para que se transfiera a la jurisdicción del Provincial de España el sector de educación universitaria (Unijes). En dicho documento, el Superior General señala que "además de tratarse de un paso con repercusiones estructurales y jurídicas, lo más significativo es que tal determinación está respaldada por un proyecto apostólico sectorial que intenta enmarcarse en el más general Proyecto Apostólico de la nueva Provincia".

Añade el texto del General que la tradición universitaria de la Compañía ha estado siempre comprometida con un profundo rigor científico y con la calidad académica al servicio de la exploración continua de la verdad; y, de modo especial, en tiempos de crisis como los actuales, se espera que la universidad favorezca la investigación de soluciones ante los retos de esta nueva sociedad en construcción. El Vice Gran Canciller cerró su alocución expresando su ofrecimiento para llevar adelante la labor encomendada.

El Rector, que fue testigo del boicot sufrido durante el acto de inauguración del curso en la Universidad Autónoma de Madrid, en el que "los gritos y los pitidos mataron las palabras", manifestó que no le parece este proceder "el camino más apropiado para superar los problemas". Tras destacar que impresiona comprobar el alto nivel de los expedientes de los alumnos de Comillas, el profesor Martínez dijo que este año "hemos subido en casi todas las carreras la media de la nota de corte para la admisión". Para conseguir que nuestros títulos sigan siendo atractivos para los alumnos y sus familias, agregó que durante el curso que comienza hay que poner el acento en aspectos como: seguir cuidando la cooperación con otros agentes sociales del mundo empresarial y profesional, implicando más a nuestros antiguos alumnos, ahondar en la cooperación con otras universidades con las que compartimos identidad y misión, continuar apostando por más internacionalización y por dar un impulso decidido a la cultura de emprendimiento dentro de la universidad.

En el capítulo del doctorado, y después de anunciar que ya está inscrita en el registro del Ministerio de Educación la nueva Escuela Internacional de Doctorado Comillas, apuntó el Rector que en los próximos meses se pondrá en marcha la oferta de diez programas de doctorado. Y, en relación con los grados, avanzó que se preparan nuevas combinaciones de los de Derecho y de Ciencias Económicas y Empresariales con el de Relaciones Internacionales, además de otros cambios.

El empuje a la innovación también tendrá este curso otras novedades de interés, entre las que el Rector destacó que se integrarán en el campus de Cantoblanco dos grupos de chicos y chicas con síndrome de Down para cursar módulos formativos específicos, en el marco de la relación del Instituto Universitario de la Familia y la Fundación Síndrome de Down de Madrid.

Aludió el Rector a que este Año de la Fe será un tiempo "propicio para profundizar en la alegría insobornable de esta dimensión creyente de nuestra vida y de nuestro trabajo universitario", y dio las gracias al profesor José Luis Fernández por su lección inaugural, que "nos ha guiado con brillantez por los vericuetos de la sostenibilidad y la urgencia de su tratamiento interdisciplinar".

Para finalizar, el Rector rindió homenaje al Cardenal Martini, jesuita que fue Arzobispo de Milán y Rector de la Pontificia Universidad Gregoriana, fallecido recientemente, quien fue maestro en la sabiduría del arte de vivir en medio del fragor cotidiano conservando una mirada que traspasa la superficie de las cosas.

Sostenibilidad y universidad
La lección inaugural corrió a cargo del profesor José Luis Fernández Fernández, Director de la Cátedra de Ética Económica y Empresarial de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales (ICADE), quien, bajo el título "Investigar para un mundo sostenible", planteó unas consideraciones epistemológicas para una agenda investigadora en Economía y Administración de Empresas.

El ponente puso de relieve que los procesos económicos y tecnológicos no pueden seguir la deriva equivocada que están siguiendo, de manera indefinida, porque esa opción, sencillamente, no es sostenible. "En cuanto profesionales de la academia -puntualizó- tenemos una tarea mucho más específica que no podemos dejar de atender: Sensibilizar a nuestros estudiantes desde la impartición de las distintas disciplinas, y al público en general, mediante la divulgación y la transferencia de los conocimientos y resultados de nuestras investigaciones, respecto a la relevancia del problema de la sostenibilidad y del desarrollo sostenible; y a la necesidad de atenderlo sin demorarse un punto".

Señaló Fernández que la necesidad de atender la dimensión de la sostenibilidad desde la labor docente e investigadora no sólo tiene que ser acometida desde materias técnicas y de ingeniería relacionadas de manera más inmediata con lo ecológico y medioambiental; sino que tiene que ser también materia de reflexión y estudio desde la filosofía y las ciencias humanas, desde el trabajo social o el derecho, desde la teología y, por supuesto, desde las ciencias económicas y empresariales.

Llegado al momento de las conclusiones, el conferenciante afirmó: "Tenemos ante nosotros una tarea de gran calado: conjugar la búsqueda de la sostenibilidad medioambiental y la justicia social, a través de una gestión económica eficiente y de unas empresas responsables". "Cada uno en su ámbito debe esforzarse por contribuir a la consecución de este bien común mundial. Tenemos, pues, que poner manos a la obra para ver si conseguimos situarnos en vías de llevar a la humanidad al desarrollo económico sostenible y a un verdadero progreso en términos de humanidad, preservando un entorno medioambiental del que ninguno de nosotros es dueño (y mucho menos, dueño absoluto) y que, perteneciéndonos a todos, no es, sin embargo, patrimonio de nadie en particular, sino de la humanidad en su conjunto (biznietos de los nietos de nuestros hijos y alumnos más jóvenes, incluidos y aún más allá)".

El asunto, dijo, está en la agenda de muy diversos grupos de interés y, de manera muy inmediata, concierne a una comunidad científica y académica cada vez más inquieta por descubrir cuáles debieran ser las cualidades que habríamos de contribuir a desarrollar entre la ciudadanía, la clase política y los dirigentes empresariales del futuro para enfrentarnos con confianza al reto de la sostenibilidad.

Memoria académica
Según el resumen de la memoria académica del curso pasado, que fue leída por la Secretaria General de la universidad, Clara Martínez, durante el anterior periodo lectivo el proyecto Aristós Campus Mundus 2015, promovido por las universidades de Deusto, Comillas y Ramón Llull, y en el que colaboran las universidades jesuíticas de Georgetown, Boston College y Fordham, obtuvo la calificación de Campus de Excelencia Internacional de Ámbito Regional Europeo (CEI).

Se firmaron 28 nuevos convenios de intercambio, que se suman a los más de 300 existentes: siete con universidades americanas, 16 con europeas, cuatro con asiáticas y oceánicas y uno con una universidad de Kenia. El número de alumnos extranjeros en el curso anterior fue de casi 1.900. Cincuenta y un estudiantes de Comillas hicieron prácticas en empresas europeas en la modalidad de "Erasmus Prácticas", y 102 universitarios madrileños hicieron prácticas en empresas de Europa, Estados Unidos y Asia, con el programa Goya Mundus, financiado por la Comunidad de Madrid y gestionado por Comillas. Por otra parte, cerca de 400 alumnos de más de 15 universidades extranjeras participaron en los siete programas semestrales y nueve cursos de verano organizados por Comillas Internacional en Madrid.


En el capítulo de ayudas al estudio, Comillas concedió cuatro becas de excelencia, 125 estudiantes recibieron becas de Aprovechamiento Académico Excelente de la Comunidad de Madrid, seis obtuvieron becas del Gobierno Vasco, el Ministerio de Educación otorgó 336 ayudas y la universidad adjudicó otras 345.

14/09/2012

© Universidad Pontificia Comillas
C/ Alberto Aguilera 23 - 28015 Madrid - Tlf. (34) 91 542 28 00